Archivo Diario: 12/04/2018

día 3010 de esclavitud, 982 de castidad

cuando esto dice que es un objeto, no es una metáfora o una forma de hablar, es la descripción de un hecho. el Dueño lo hace de forma literal, quiere un objeto con forma humana. siempre lo ha querido y al final lo ha conseguido.
en nuestra última conversación sobre el tema el Dueño dijo que sacaría a su objeto del mundo y que lo mantendría encerrado y aislado durante al menos tres meses sin contacto con nadie que no sea Él mismo. lo que dure este confinamiento dependerá de cuanto se mantengan los últimos resquicios de ego. durante ese tiempo el objeto no verá a nadie, ni tendrá acceso a internet, ni al mundo exterior salvo por el Dueño. Él será el mundo del objeto hasta que el objeto se quede sin mundo.
a partir de ahí, de ese punto, poco importa que el objeto esté siempre encadenado, encapuchado, enmudecido, castrado. el objeto puede estar días o semanas inmovilizado, usado por el Dueño para su disfrute.
el objeto podrá ser reprogramado, borrado, reconfigurado y manipulado a gusto y deseo del Dueño. y esto sólo podrá obedecer y someterse, una y otra vez.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD necesidades

bien sea en una relación de dos, de tres o en un grupo, la mayoría de los conflictos vienen porque todo el mundo antepone sus necesidades a las necesidades de los demás. esta es una de las principales herramientas que usa el ego para hacernos infelices. un inferior, que ha descubierto su auténtica naturaleza, sabe que sus necesidades auténticas son mínimas: lo justo para mantenerse con vida, y la obediencia y sumisión ciega a un Superior. si estas dos cosas están cubiertas, lo demás no es necesario, es un plus, un añadido que da el Superior al inferior. por eso la imagen de hoy evoca al objeto la simplicidad más radica: apenas una cama, en una jaula; y la cama casi no es más que un colchón. podemos confundirnos con el uniforme o incluso con las esposas pensando que se necesitan grandes cosas para vivir como un inferior, pero imaginémoslo desnudo, tal vez con una jaula de castidad y ya está. ni las esposas son necesarias. un inferior sería feliz así, tras unas rejas, sometido y controlado por su Amo. en una celda como esta no hay donde esconderse, no hay por que esconderse, el Superior lo debe ver todo, lo debe saber todo, lo debe controlar todo.

Ir a la barra de herramientas