Archivo Mensual: diciembre 2017

día 2892 de esclavitud, 864 de castidad

al objeto le gusta a veces imaginarse lo que podría pensar alguien ajeno al bdsm que leyera el blog. posiblemente diría cosas como “Esta persona sufre una profunda baja autoestima que le hace ser dependiente y sumiso”, o algo así como “Seguramente en su infancia fue desatendido y sufre un complejo de edipo no resuelto por la frustración de un padre ausente que le lleva a necesitar reforzar la figura de autoridad”.
para muchos posiblemente necesitaría terapia, para otros sería un claro ejemplo de alienación que debería ser protegido. en otra época habría sido ingresado en un psiquiátrico y tal vez sufrido electro -shock.
lo sorprendente es que nada de esto es cierto. el objeto es un sujeto funcional socialmente, valorado laboralmente, con estudios superiores y una vida social que tiene que controlar por exceso. lo que aquí relata trasciende todos que conoce. es algo que a veces es difícilmente explicable pero que le da la felicidad, de eso no hay duda. pocos momentos han sido tan intensos para el objeto como cuando está sujeto a las botas del Dueño después de haber sido usado por Éste. pero lo mejor de todo es que, debido a su posición social precisamente, la opinión de todas las personas a las que se refería anteriormente le traen sin cuidado.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD mucho tiempo

cuanto más apretado mejor, esa es la consigna de un Amo del bondage, y también la necesidad de un esclavo del bondage. nada es comparable a la sensación cuando se aprietan las correas de la camisa de fuerza, dejándole casi sin aire. notar como constriñe el cuerpo, impidiéndote moverte hace que tu mente tenga la misma sensación, el mismo efecto. esta es una forma de bondage que permite estar mucho tiempo así, sin poder moverte, pero a la vez sin cortarte la circulación o suscitando posturas incómodas que afectan a las articulaciones. la camisa de fuerza está pensada desde sus orígenes para eso, para ser llevada durante mucho tiempo.

día 2891 de esclavitud, 863 de castidad

el objeto ahora sabe que pertenece a alguien y a algo. el “alguien” es el Dueño, el “algo” es una comunidad que gracias a internet ha empezado a extenderse y a crecer. el bdsm es una realidad y cada vez son más los Amos y esclavos que conectan, comparten y se encuentran. en ese proceso van apareciendo creencias, comportamientos, rituales, símbolos, y todo aquello que conforma una auténtica cultura. el objeto aún recuerda la puerta por la que entró en el bdsm: un comic recopilatorio de dibujos de tom of finland. antes casi no había visto a nadie completamente vestido de cuero, y mucho menos pensó en temas como la castidad o la sumisión. ahora hay tiendas, bares, lugares donde ir y donde encontrar a otros como nosotros. y si vives en un lugar “apartado” al menos queda internet. todavía queda mucho camino y a pesar de la visibilidad seguimos viviendo muchos en la oscuridad de las catacumbas, tal vez para preservar al cuero y al latex de los “dañinos” rayos de sol, pero eso no impide que cada vez más parejas o familias leather se constituyan y vivan la Dominación y la sumisión como una forma de enriquecimiento. el objeto ha encontrado su lugar, no sólo físico, a los pies del Dueño, bajo sus botas; sino también existencial, formando parte de los inferiores y Superiores que viven de forma alternativa el intercambio de poder.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

FdD otro tiempo

el tiempo es relativo, y cuando decimos que ésta es una imagen de los mejores tiempos parecerería que ha pasado mucho tiempo pero no es tanto, aunque sí lo suficiente para hablar de una tradición. otros Amos y otros esclavos nos precedieron y vivieron una vida de Dominación y Sumisión. después de la II guerra mundial,a parecieron relaciones fuertemente jerarquizadas de intercambio de poder donde la disciplina, le orden y le control estaban en el centro. el sumiso se somete y el Amo toma el control, todo girando alrededor del cuero y el bondage. obediencia y entrega, servicio y sometimiento, todo a la vez.

día 2890 de esclavitud, 862 de castidad

el objeto ha echado hoy de menos el tacto del cuero y del latex, sólo el tacto, la sensación al tocarlo. para un inferior esos son los únicos materiales que debería llevar, y entre los dos, preferiblemente el latex, al menos en caso del objeto. la razón no es otra que así es como lo desea el Dueño.
en un mundo perfecto el objeto sólo tendría un par de prendas de ese material, pero no vive en un mundo perfecto. por eso debe conformarse con ponérsela de vez en cuando. desde luego tienen algo especial, los dos. la suavidad, el brillo, el tacto sobre todo. pocas cosas conoce el objeto que sean tan suaves y no poder llevarlas normalmente le causa pesar.
fue como aquella vez en que el Dueño vio al objeto en latex por primera vez. en su cara se expresó lo que estaba en su mente: “esto es”. es como si siempre lo hubiera llevado puesto, o lo que es lo mismo, como si siempre tuviera que llevarlo. debería ser así. el objeto debería ir siempre vestido de latex.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD tal cual es

si no hay rostro no hay identidad, no hay reconocimiento, no se sabe quién eres. la máscara oculta quien eres pero muestra lo que eres. el sumiso quiere desaparecer, y el Amo quiere verlo tal cual es, sin el engaño del rostro. tras la capucha no hay alegría, ni tristeza, ni emociones, no hay rostro. no hay identidad.

día 2889 de esclavitud, 861 de castidad

el objeto estaba conduciendo oyendo un podcast cuando han empezado a hablar del subspace, y salió que había distintos tipos de subspace. uno de los que participaba en el debate decía que se situaba en un lugar entre los ojos dentro de su propia cabeza y dejaba que lo que tuviera que pasar a su cuerpo le pasara al cuerpo solamente.
esto despertó la mente del objeto y empezó a reflexionar sobre sus experiencias de subspace. últimamente el objeto entra en subspace de forma que queda inanimado, relajado y a merced del Dueño. sería una especie de subpace pasivo.
sin embargo, y aunque no ha sido muy frecuente, hay un subspace activo de forma que el objeto esté dispuesto a hacer cualquier cosa de forma activa. en ambos casos se trata de una especie de estado alterado, de situación ajena a la normalidad, de conciencia diferente. el objeto ya puede entrar sin problemas en ese subspace “pasivo” quedando fuera de la realidad. lo que estaría bien sería comprobar que puede hacer lo mismo pero de forma activa. así podría ir por la calle con el Dueño, por ejemplo, o entrar en un local, estando en estado de subspace.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

FdD la paz

lo que pasa para mucho es un castigo, para otros es una bendición. lo que para algunos es insoportable, para otros es un regalo necesario para seguir adelante. para cualquier inferior la humillación de ser puesto esposado contra la pared es una forma de recordarle cual es su lugar. es parte de su alimento porque es algo que le mantiene con vida y centrado. la humillación es terrible para un Dominante, pero una necesidad para el sumiso. la paz lo inunda a mediad que pasa el tiempo y lo va llenando, la paz de saber cuál es su sitio, cuál es su lugar.

día 2888 de esclavitud, 860 de castidad

hoy ha sido un día de locos en el trabajo, una auténtica locura. el objeto no pudo parar casi ni un momento, resolviendo temas, arreglando cuestiones, afrontando problemas, el auténtico paraíso para un Dominante, un infierno para un sumiso. el único consuelo, como en otras ocasiones, es que haciendo eso el objeto está obedeciendo las órdenes del Dueño. el Dueño quiere que afronte esto, que lo lleve adelante, que lo asuma, y así lo hace el objeto. la razón que da es que el trabajo que realiza el objeto ayuda a muchas personas, es útil y eso hace que el Dueño se sienta orgulloso, y para el objeto es suficiente, de hecho es más de lo que necesita saber porque basta con que el Dueño lo ordene y así será. para muchos será difícil entender esto, que el objeto sólo desea obedecer.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

FdD todo

muchas veces hemos hablado de que a un Dominante se le ve a la legua que es algo que no se puede disimular durante mucho tiempo. puedes vestirte como un Amo, si tienes dinero diferente pero no puedes comprar la actitud, la mirada, el gesto autoritario y, sobre todo, la certeza de que mereces ser servido y venerado. a veces es un gesto, una expresión, una mirada, a veces es todo.

Ir a la barra de herramientas