Latest Posts

día 3003 de esclavitud, 975 de castidad

después de algún tiempo de tranquilidad en el trabajo, parece que el ego vuelve a hacer de las suyas y ha soliviantado a un grupo de compañeros para volver a hacer tonterías, fruto del orgullo, el egocentrismo y la prepotencia. independientemente de ser un esclavo, un sumiso o un objeto, el hecho de haber afrontado, gracias al Dueño, la tarea de controlar y contener al ego ha facilitado enormemente la vida del objeto, la ha hecho más sencilla, tranquila y feliz. es el objetivo que buscan las tradiciones religiosas, como el budismo y de una forma menos evidente, el cristianismo: no dejarse llevar por el ego, por las apariencias, por lo que no somos. en el budismo se dice explícitamente que hay que matar al ego. esto está comprobando en la vida real sus efectos devastadores, como mete a la gente en una dinámica de autodestrucción, de infelicidad, de ponerlo todo en las apariencias…. es algo que consume tantas energías, que si la gente se diera cuenta sin duda trabajaría para darle de lado.
el objeto lo ve todo como en la distancia. mentiría si no dijera que le afecta, pero muchisimo menos de lo que pudiera parecer. además ser un objeto le ayuda a sorprender a los humanos porque tiene reacciones que no esperan porque no son guiados por el ego.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD cielo infierno

si existe un cielo para un botero, es este. para recorrer este pasillo un botero debería estar enjaulado en castidad a riesgo de pasarlo muy mal. el olor aqué debe ser muy intenso y fuerte. y la mirada no puede dejar de ir de un lado a otro. esto es suficiente para emborracharse, para embriagarse de cuero y de fetiche. incluso el cielo puede ser una experiencia dura para un fetichista.

día 3002 de esclavitud, 974 de castidad

el objeto pensó durante un tiempo que eso de ponerse cosas: cuero, botas, etc. no era una mera cuestión estética. eso no duró mucho tiempo porque pronto se dio cuenta de que era la sumisión lo que realmente le excitaba y le motivaba.
a partir de ahí el camino cambió, el recorrido se hizo otro. esto se convirtió en un camino existencial, profundo y no material. ahora el Dueño afirma que este era el objetivo, y que ya prácticamente está.
el objeto podría estar desnudo permanentemente, pero no dejaría de ser una propiedad del Dueño; aunque ahora también sabe que nunca va a estar plenamente desnudo porque siempre estará la jaula. el apéndice del objeto ya no estará nunca suelto y “libre”.
esto comprende que a muchos el nuevo concepto de ser una propiedad puede resultarle chocante, pero así es como se siente y vive el objeto. si la libertad es un valor tan absoluto ¿por qué no puede alguien renunciar a ella?
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD parecido

parecido a lo de ayer, pero sólo parecido. este lederón es un esclavo, un sumiso. el chaleco, el pantalón, pero sobre todo la muñequera transmite un mensaje: es un sumiso inferior. todas las horas de gimnasio, todos los músculos y toda su fuerza tienen un único sentido: servir y obedecer.

día 3001 de esclavitud, 973 de castidad

este diario sería completamente diferente si lo escribiera un Amo o un Dominante. incluso ahora, con el paso del tiempo, su nombre original “diario de un esclavo”, se ha desvirtuado un poco. si lo comenzara ahora tal vez se llamaría “objetificación” o “diario de un objeto”, pero este último sería también contradictorio.
hay aquí encerrada una paradoja porque, en un sentido concreto, el objeto no debería escribir un diario, porque su palabra no es lo suficientemente importante, ni merece la pena ser escrita. tal vez el objeto debería o será encerrado en una celda para siempre y cortará cualquier comunicación con el exterior. tal vez el blog due en un momento necesario pero ya no lo es, o lo sigue siendo. lo bueno de todo esto es que depende del Dueño, no del objeto decidir eso.
cuanta más actividad tiene el objeto, más desea que se cumpla la promesa del Dueño de ser alejado y apartado del mundo, aislado de él.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD deducciones

sin ver la cara de este lederón, podemos obtener bastante información. estamos ante un leatherman comprometido, lo suficiente como para gastarse sus buenas perras en unos pantalones de cuero duro y unas botas altas que cuestan bastante. además a este lederón le va el bondage, lo cual sabemos por el color gris de la camisa. las cremalleras del pantalón parecen indicar que puede ser un Amo ya que permiten rápidamente sacar la poya para ser usada. sin embargo, esto no es determinante, es un cuero tan bueno y tan brillante que casi evoca un olor penetrante, el olor de ese cuero.

día 3000 de esclavitud, 972 de castidad

hay días que son significativos pero no siempre coinciden. hoy hace 3000 días que el objeto pertenece al Dueño. debido al movimiento de la tierra eso no coincide con el día en que el Dueño tomó posesión de esto. es un número redondo pero no indica ningún momento especial de la relación entre Dueño y objeto. aún así es un logro. esto se siente feliz y “orgulloso” de que haya llegado a ese número, y además en este momento. desde la semana pasada el Dueño parece haberse radicalizado en cuanto a las órdenes, las exigencias y la presencia, el control en definitiva. la vinculación entre Superior e inferior implica que, si Él se vuelve más Dominante, el objeto se vuelve más sumiso. es una relación inversamente proporcional que funciona y está presente. ante eso esto sólo puede darle las gracias al Dueño y suplicar que le lleve hasta sus últimas consecuencias.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD niveles y apariencia

las gorras de plato son propias del estamento militar, de los oficiales. son, por tanto, un símbolo de autoridad y de obediencia, de ser obedecidos. precisamente por eso fueron introducidas en el mundo bdsm desde los primeros momentos, desde el principio. aún ahora, a lo largo del tiempo, han mantenido ese carácter. un sumiso con una de esas gorras resultaría ridículo, inconsistente. se plantea el tema de la apariencia, de la estética frente a la ética, de la superioridad de la segunda frente a la primera. a veces, en el bdsm pasa lo que vemos en la imagen, lo que está en primer plano parece ser importante, incluso cuando lo que realmente importa queda desdibujado.

día 2999 de esclavitud, 971 de castidad

el Dueño, como viene haciendo estos días atrás, realizó en la mente del objeto tareas de limpieza. no hay otra forma de expresarlo, o al menos esto no la encuentra porque es exactamente eso, una especie de ir quitando aquellas malas hierbas, entiéndase ideas o pensamientos, que pueden alejar a esto de su camino, de su meta, de su objetivo. el Dueño lo hace por el bien del objeto, eso está claro como el agua, y por eso lo hace de una forma radical y sin tregua. el ego siempre está ahí peligrosamente, tentando al objeto para que vuelva a creer que es alguien, que tiene derechos, que merece algo. nada de eso es real, nada de eso es verdad. todo es una fantasía. el único camino que le queda a esto es someterse y vivir bajo las botas del Dueño, bajo su control y obediencia. cada vez que esto pierde de vista su objetivo empiezan las tristezas y las angustias, el malestar existencial y la pérdida de sentido. y hoy el Dueño ha vuelto a dejar claro que no lo piensa permitir.
tampoco es que haga nada espectacular, nada especial, sencillamente una palabras, unas frase que suelta y que entran en la mente del objeto como bombas que explotan y van destrozando cualquier posible reticencia o limitación o barrera que se haya, o se esté construyendo. todo desaparece y queda sencillamente, la obediencia.
cuando ya no quedaba nada en la mente, sino un profundo estado de subspace, el objeto, sin saber por qué, suplicó al Dueño permiso para sacarse la leche tal y como lo ha hecho en las dos últimas ocasiones, con la fusta, dándose en la jaula. sin saber si podría hacerlo realmente de nuevo. el Dueño dio permiso y el objeto lo hizo, y salió la leche de nuevo, sin tocarse, sólo dándose con la fusta. es algo tan extraño y tan alienante, porque no depende del objeto, ni de su voluntad, sólo ocurre y ya está. tal vez por eso lo suplicó. tal vez por eso pidió hacerlo, para volver a sentir que eso ya no es suyo… que en el fondo ya nada es suyo sino que esto es del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD mensaje

en todo hay una jerarquía, incluso entre las botas. hay algunas que son propias de inferiores y otras propias de Superiores. lo mismo ocurre con el cuero, el latex y las botas. llevar unos que no van acordes a tu naturaleza puede dar lugar a malentendidos y confusión. las botas expresan agresividad y dureza, o sumisión y obediencia. llevar unas buenas botas es importante, llevar las que te corresponden es fundamental porque puedes estar emitiendo un mensaje diferente y éste puede ser malinterpretado por aquellos que te ven.

Ir a la barra de herramientas