Latest Posts

día 3227 de esclavitud, 1199 de castidad

el Dueño lo ha dejado bien claro. no quiere ver al objeto con otra cosa que no sean botas, así que hoy, que el objeto ha tenido que viajar en un viaje relámpago a otra isla, el objeto ha ido con las botas que ordenó el Dueño para hoy: las marrones nuevas. a la ida todo fue bien ya que el objeto tenía que resolver algunas cosas antes de coger el avión, hasta que fue a pasar el control de seguridad. el objeto tuvo que quitarse las botas, ponerlas en una de esas bandejas de plástico y pasarlas por la máquina, con lo cual el objeto tuvo que cruzar el detector en calcetines. los sentimientos fueron una mezcla entre vergüenza, por si la gente miraba, que tampoco se fijó mucho el objeto, y orgullo, porque la gente se dio cuenta de que, por llevar las botas, era capaz de pasar por esa experiencia. inmediatamente se lo comuniqué al Dueño y dijo “Estás llevando lo que te ordené”.
lo curioso pasó al regreso. una vez terminada la reunión, que fue muy bien por cierto, el objeto volvió al aeropuerto y tuvo que hacer lo mismo. esta vez, el chico que estaba delante, echó un vistazo a la bandeja y dijo “unas botas muy buenas”. inmediatamente el objeto se acordó del Dueño cuando dice que todo el que hace un comentario, tanto positivo como negativo, es porque le van las botas, porque si no fuera así sencillamente las ignoraría. el que hizo el comentario no llevaba botas, pero sin duda algo se le movió por dentro cuando las vio. la verdad es que son impresionantes porque son más altas que las que tenía previamente el objeto, lo ha comprobado con el armario, y además aún no están “gastadas”, aunque a algunos es eso precisamente lo que les pone, por lo que parecen brillar más.
además de esto hoy el Dueño, ante una pregunta del objeto, ha establecido que esto debe ir a entrenar siempre con la jaula. el objeto había planteado la cuestión de si, ahora que ir al gimnasio se ha vuelto más regular y a veces, especialmente cuando hace bicicleta por ejemplo, la jaula es molesta, si debe llevarla o no. la respuesta del Dueño ha sido categórica: debe llevarla siempre. sin unimos estas dos experiencias de hoy tenemos la definición actual del objeto: un objeto botero y enjaulado. así es como lo quiere el Dueño y así es como lo tiene. podría ser de otra manera completamente distinta, y el objeto sería igualmente feliz, porque no se trata de lo que el objeto quiera, sino de lo que el Dueño desea y ordena. es la única regla.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD análisis en profundidad

“Estás en una celda solitaria y oscura”. estas fueron unas palabras que el Dueño le dijo al objeto hace una semana aproximadamente, y penetraron profundamente en la mente del objeto. las ha recordado al ver la FdD de hoy. encadenado a la pared, en un sótano, con muñequeras y un collar al cuello parce que apenas puede llegar a beber un poco de agua en el cacharro. delante suya de forma misteriosa una especie de fusta parece esperar. es una imagen explícita, pero también misteriosa al mismo tiempo. que ha pasado aquí? qué le espera al esclavo? muchos considerarían que es una escena cruel. cómo se puede tratar a un ser humano de esa forma? y aquí está el primer error. el que está ahí no es un ser humano, al menos como se concibe el concepto en la sociedad contemporánea: un sujeto de derechos inalienables. esta es una concepción relativamente moderna y aún no universal, porque la esclavitud sigue existiendo, algo censurable, a menos, como defendemos nosotros, que sea voluntaria. entonces la imagen adquiere nuevo sentido. el que está ahí quiere estar ahí, desea estar ahí, es feliz estando ahí, se siente realizado así. quien tiene la capacidad de juzgar por él mismo y decidir por él? un médico? un juez? un policía? si alguno de ellos soltara la cadena de la pared, posiblemente sería el mismo esclavo el que la volvería a enganchar de nuevo. o será que esta gente se considera con el suficiente poder para decidir por uno? donde queda entonces la libertad que tanto proclaman?

día 3226 de esclavitud, 1198 de castidad

toda la mañana de reunión y gran parte de la tarde trabajando. así es la vida del objeto. sin embargo el Dueño sigue manteniendo el control y después de su intervención de ayer, la devoción del objeto no hace sino aumentar. hoy el objeto se da cuenta de que ayer podría haber terminado muy deprimido y abatido, y hoy no siente nada de eso por la conversación con el Dueño. es consciente el objeto de Su poder y de cómo puede hacerlo subir hasta las situaciones más increíbles, o sacarlo de las más duras, como hundirlo y enterrarlo en el sufrimiento más profundo sólo con una palabra. esa es la definición justa de poder, por eso es tan peligroso y por eso un inferior debe dárselo a alguien con cabeza…. y con corazón, no en el sentido de amor romántico, sino de saber cuándo emplear cada cosa. un Amo no sólo debe ser inteligente, debe ser sabio también, para poder interpretar la vida y tomar decisiones acertadas, para Él y para sus inferiores, sean esclavos, perros u objetos. hoy, después de lo de ayer, el objeto puede decir, nuevamente, que el Dueño no sólo es inteligente, sino también sabio.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD botas y aspiraciones

el mundo está dividido en opuestos. eso es una realidad. y lo es más en el bdsm. algunos están arriba y otros están abajo; unos mandan y otros obedecen; unos guían y otros siguen. aceptar que esto es así nos libra de muchos quebraderos de cabeza. entre estos opuestos está que unos miran el mundo desde arriba y otros desde abajo. eso lo sabemos bien los inferiores. cuando aceptas lo que eres te das cuenta que tienes un lugar en el mundo, un puesto, que determina una perspectiva concreta. en una nueva interpretación del mito de ícaro, un inferior no debe aspirar a volar muy alto, de hecho no debería aspirar a estar por encima de las botas de su Amo. igual que el personaje griego se acercó al sol y perdió las alas, los inferiores influenciados por la sociedad podemos llegar a pensar que podemos hacer grandes cosas. pero estamos equivocados, y para eso están las botas de los Superiores. Ellos nos mantienen cerca del suelo, cerca de donde debemos estar, de nuestro lugar. de hecho sólo deberíamos verlas, sus botas, en todo momento, sentir su presión sobre nosotros. no nos engañemos, hay que aceptar la realidad y la realidad es que vivimos para, por y desde Ellos. por eso lamemos sus botas como señal de sumisión y obediencia. deberíamos hacerlo cada vez que entráramos en Su presencia.

día 3225 de esclavitud, 1197 de castidad

el objeto pasó una muy mala mañana en el trabajo, al menos al final. dos compañeros de trabajo tuvieron un enfrentamiento de egos, y eso afectó al objeto que estaba algo cansado y sensible. como ocurre a menudo fue un cúmulo de cosas que se han ido sucediendo y que se acumulan, hasta llegar a un punto en que sobrepasan al objeto. sin embargo, a primera hora de la tarde, el Dueño, conociendo la situación del objeto, lo llamó. estuvo hablándole un buen rato y fue una increíble medicina para el objeto, porque su ánimo cambió, y cambió porque así lo quería el Dueño, ese era Su deseo, que el objeto se sintiera bien, se sintiera tranquilo. fue decirlo y algo cambió en el interior del objeto, como cuando vas cargando con algo muy pesado y te lo quitas de encima, no en el sentido de culpa, sino de peso físico, de ejercicio, como cuando sales del gimnasio después de un entrenamiento fuerte. así se sintió el objeto.
por situaciones como esta el objeto puede decir que el Dueño es su mejor medicina, su mejor remedio, su mejor terapia. su control no es algo negativo, ya que lo emplea para situaciones como esta. su control es terapéutico para el objeto. el hecho es que a partir de que el Dueño lo dijo, el objeto comenzó a sentirse mucho mejor. fue a entrenar y sudó muchísimo, lo cual expulsó toxinas y produjo endorfinas que le ayudaron. el día comenzó mal, la tarde fue peor, pero por la noche el objeto estaba tranquilo y animado. y eso fue obra del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD Amos naturales

quien diga que no existen los Amos naturales no ha estado nunca al servicio de un Amo de verdad. la discusión es la de siempre, un Amo, nace o se hace? puede que las dos cosas. recientemente el objeto leyó un libro en el que se decía que un Amo se despierta en un momento dado. sea como fuere es cierto que hay gente que desprende poder y autoridad. de forma espontánea la gente quiere complacerle y le dan conversación e intentan estar a su lado el mayor tiempo posible, porque da seguridad, tranquilidad, a la vez que una fuerte excitación sexual. mucha gente se comporta así, sumisamente frente a los Amos naturales, sin saberlo. los inferiores lo hacemos pero conscientemente. y cuando los Amos naturales y los esclavos naturales se encuentran entonces surge el bdsm y el fetichismo, donde el cuero, las botas, el latex y el bondage, sólo por nombrar algunos, amplifican esa Dominación o esa sumisión, convirtiendo el susurro en grito y los deseos en necesidad. nosotros los inferiores no podemos vivir sin ellos. Ellos pueden existir sin nosotros, porque siempre hay alguien dispuesto a obedecerles, y ocupan puestos de poder donde son obedecidos fuera del bdsm. nuevamente afrontamos esto de manera diferente, desequilibrada. los inferiores aceptamos nuestra condición y vamos por ahí suplicado ser salvados de una existencia sin sentido por los Amos naturales.

día 3224 de esclavitud, 1196 de castidad

hay días en los que parece que todo se desmorona, especialmente en el trabajo, que todo sale mal, que todo hace aguas. la sombra del fracaso se presentaría para la mayoría de los humanos, pero el objeto no es humano. un objeto no puede fracasar porque no tiene aspiraciones. si la cosa no sale, pues no sale. nada de su integridad, prestigio, capacidad se pone en duda, porque sencillamente no tiene nada de esto. el objeto está trabajando porque el Dueño ha dado permiso para hacerlo, porque es Su deseo y son Sus órdenes. por eso el objeto tiene que dar el doscientos por cien, pero si no sale no debe frustrarse. además hay un factor que sí es el origen de todos los fracasos, el ego de los humanos. cuando entra en juego son terribles los estragos que hace, destruyendo todo a su paso. hasta el momento el objeto ha podido mantenerse al margen de él en esta circunstancia concreta y espera seguir así el mayor tiempo posible. en cualquier caso el objeto cree que sólo es una crisis, y las crisis son oportunidades de crecimiento y de mejora. ahorra lo que hará el objeto será poner la situación en manos del Dueño para que El decida.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Old Guard vs New Guard, una reflexión

este es un tema recurrente en el blog que el objeto ha redefinido como el debate entre la Vieja Guarida y la Nueva Guardia. el libro que acaba de terminar el objeto se alinea completamente con la primera, una época en la que entrar en la comunidad bdsm era extremadamente complicado porque era muy cerrada y tenía que protegerse como cualquier grupo amenazado por la sociedad general con el secretismo, o al menos cierta discreción. durante la época de la Vieja Guardia los rituales eran estrictos, las normas muy duras, los protocolos eran seguidos a rajatabla. era un grupo muy estructurado influido por la vuelta de los soldados de la II guerra mundial cuero era casi obligatorio y no había lugar para las “fantasías” de hoy en día: moteros y poco más era la estética obligatoria.
cuando el bdsm dejó de ser algo tan minoritario, especialmente a partir de la era de internet, aparece la Nueva Guardia que se define como una práctica sexual más, entre otras y limitada al dormitorio, a la intimidad, mientras que la Vieja Guardia lo ve como una forma de vida, un compromiso y una forma de ver la existencia que aborda todos los aspectos de la vida.
en la mayoría de las ocasiones se plantean como dos momentos temporales, pero el objeto lo ve más como dos tendencias que se mantienen en el tiempo. resulta frustrante pensar que te identifiques con la Vieja Guardia y no poder vivir así por haber nacido unos años más tarde. además una simple vuelta por fetlife es suficiente para darte cuenta de que no eres el único, de que hay más Vieja Guardia repartida por ahí.
sin duda la relación que mantienen Dueño y objeto es del estilo de la Vieja Guardia. nunca dejamos de ser lo que somos, Él Dueño y el objeto, objeto. hay unos rituales ya establecidos, ya estipulados y un control absoluto y completo del Dueño. Él pone las reglas y estructura la vida del objeto. si viviéramos en los años 50 o 60 iríamos en cueros a los bares donde se encontraba la Vieja Guardia, Amos estrictos, respetado y respetables; esclavos obedientes y sumisos. tal vez en alemania, inglaterra, holana o estados unidos podría ser más fácil pero la falta de tradición juega en contra de nosotros en españa. ni temporal ni atemporalmente se puede hablar de Vieja Guardia en nuestro país.
aún así el objeto no puede renunciar a lo que siente y a lo que vive. dependiendo del Dueño, podría afirmar que su relación es “viejísima guardia”. el Dueño aprieta cada vez más la cadena y organiza y estructura al objeto. a veces ha dicho que le gustaría relacionarse socialmente con otros Amos que compartan sus planteamientos, pero es difícil encontrar alguien así. haberlos debe haberlos pero encontrarlos, coincidir y conectar es complicado, tanto como cuando un inferior busca a un Superior.
conocer y salir con Amos y esclavos de la Vieja Guardia también sería un reforzamiento para todos, una forma de interactuar, de aprender unos de otros, de mejorar definitivamente. el sentido de comunidad está implícito en la práctica bdsm. no es una cuestión de parejas sino de grupos, de códigos compartidos y de ideas comunes.
no sabemos qué deparará el futuro, ni siquiera si el pasado fue así, porque algunos creen que esta distinción de la Vieja Guardia no es más que una idealización de la práctica de algunos individuos concretos que tuvieron la capacidad de acuñar y popularizar el término. sea verdad o no, ambos conceptos expresan y polarizan dos formas de vivir el bdsm que no tienen tiempo. siempre habrá esclavos o Amos que quieran ir más allá y vivir el intercambio de poder como forma de vida, y habrá gente que sólo lo usará para excitarse y limitado al sexo. el objeto cree que la Vieja Guardia y la Nueva Guardia no deberían ser términos limitados temporalmente sino verlos como formas diferentes, y no opuestos, de vivir el mundo del cuero.

FdD dinámica

para muchos el bdsm es algo exclusivamente físico, donde los cuerpos y el sexo es lo importante. sin embargo existe toda una corriente donde lo importante es la dinámica de intercambio de poder que se produce aquí. mucho gays tienen cuerpos perfectos y se machacan en el gimnasio, pero buscan siempre algo a cambio. cuando van a los bares de exhiben y se muestran para recibir placer. entre los bdsmeros la cosa es diferente. es cierto que podemos machacarnos también haciendo pesas para tener buenos cuerpo pero los Amos lo hacen para tener no placer, sino poder; y los sumisos lo hacen o bien por obediencia o bien para entregar ese poder a los Amos. el hecho es que llega un punto donde los físico pasa a un segundo plano, donde tu identidad, representada por tu cara, es innecesaria. no eres, en el caso de los inferiores, más que un objeto que es usado para satisfacer al Superior y anulado para obedecer ciegamente. no es casualidad que máscaras y capuchas sean tan comunes en el bdsm, o que los cuerpos se oculten en sacos y camisas de fuerza. no son tan importantes como la gente cree. lo que realmente excita a un Amo natural es un esclavo obediente, sumiso y con capacidad de entrega. cuanto más sea, más excitante resulta para el Superior. esa es nuestra dinámica, para eso existimos los inferiores y cuanto más sometido, anulado y controlado estamos, más felices y realizados nos sentimos.

día 3223 de esclavitud, 1195 de castidad

como pensaba el objeto hoy terminó el libro “the slave journals…”. al final cumplió sus expectativas. fue increíble ver escrito aquello que sientes y que estás viviendo con el Dueño relatado por otros, especialmente alguien que vive en nueva york o san francisco. en el libro, poco a poco, se han ido desgranando cuestiones como si un Amo nace o se hace, si el bdsm es una cuestión de apariencia o de profundidad, de compromiso, donde el cuero se gana y no se compra, de los valores de un leatherman, etc. por supuesto hay sexo pero era un sexo duro y dominante, doloroso e intenso, nada de esas cosas de 50 sombras de grey.
por la mañana el objeto se duchó y tuvo que quitarse la jaula por razones de higiene ya que tenía que lavarse con detenimiento por no estar circuncidado. le impresionó el tamaño que está adquiriendo el apéndice, cada vez más reducido hasta el punto que el objeto tuvo problemas para limpiárselo ya que no conseguía retirar la piel de lo pequeño que está. el objeto no se avergüenza sino al contrario, porque así lo desea y quiere el Dueño. nada más terminar la jaula volvió a su sitio, tocando el apéndice el tiempo imprescindible. el objeto ya no se siente a gusto si no la lleva. con ella se siente protegido y seguro, sin ella como si le faltara algo, como si estuviera incompleto, y el objeto no puede sino maravillarse de cómo el Dueño ha llevado al objeto hasta este punto. por la tarde fue a cuidar a los familiares que cuidó ayer. estuvo desde las doce hasta casi las ocho de la noche.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas